opinion

Qu’e bonita es Palma! Los que llevamos años aquí ni nos damos CUENTA. Playas que no tienen nada que envidiar a las más bonitas del caribe, montañas, plantas y animales autóctonos. Pueblecitos perdidos con colmados de toda la vida y un centro histórico con una de las calles más caras del mundo (Jaime III).

ENTRE sus calles del casco antiguo se encuentra La Lonja, una zona llena de bares, restaurantes, souvenirs,etc. Todo en unas románticas callejuelas que invitan a pasear.

Hoy por hoy encontramos la única pizzeria de la zona. Un lugar clásico y acogedor de mobiliario barroco y moderada decoración. Un sitio para COMER y disfrutar, poco más.

A los mandos el señor Miguel Turmo, un amable camarero que te atenderá presuroso con su característico nervio y te servirá los deliciosos platos que prepara Leo, el cocinero andaluz que se encarga de la cocina del pequeño local.

Las pizzas son finas y crujientes, a elegir ENTRE las típicas y la especial que lleva el NOMBRE del local. Antes, para picar, una ensalada al gusto, unas endivias con roquefort y el sabroso pan de ajo. La lasaña y los canelones caseros servidos en tarrina de barro mallorquín no te dejarán indiferente. Y los amantes de la carne podrán disrutar de unos escalopines o un entrecot sabrosos y tiernos.

De postre helados, flan o un tiramisú increible y luego café y una copita.

La CUENTA, una sonrisa y a disfrutar de la noche de Palma paseando entre el ambiente para bajar la comida.

Que buen lugar, que delicias… Gracias por todo Miguel

 

Comments